Sustentabilidad

El funcionamiento extraordinario de Dry Hydroponics ayuda a maximizar el volumen de producción por el área de la misma. Dry Hydroponics no sólo es sustentable en el uso del espacio, sino que es eficiente en el consumo de agua, fertilizantes y energía. En la medida que se aumenta al máximo el volumen de producción y se reduce al mínimo el consumo de espacio, agua, fertilizante y energía, se garantiza que la huella física y ecológica por cultivo sea reducida significativamente.

Agua

Dry Hydroponics es un sistema sellado de cultivo. Esto significa que el agua que se agrega al sistema será utilizada solo por las plantas: ¡es la máxima eficiencia posible!

Fertilizantes

Lo mismo ocurre con los fertilizantes. Dado que no se utilizan fertilizantes para la tierra, nada es desechado. Esto ayuda a la reducción de costos y beneficia al medio ambiente. En otras prácticas de cultivo, se utilizan ingentes cantidades de fertilizantes en el piso, lo que hace que se ponga en contacto con otras capas de la tierra y esto afecte adversamente al ecosistema. Gracias al sistema sellado de Dry Hydroponics esto es algo del pasado.

Espacio

La producción intensiva asegura que todo el espacio disponible sea utilizado de la forma más eficiente posible. Además, ya no es más requisito tener un suelo fértil, dado que el sistema de Dry Hydroponics puede ser puesto en práctica en cualquier lado.

Nueva formula de protección de cultivos

Un cultivo saludable es robusto y requiere protección mínima. Una raíz saludable y suficiente luz son necesarias para lograr un cultivo robusto. Dry Hydroponics brinda tales bases.

Dry Hydroponics fue diseñado con una barrera natural entre el piso y las hojas de las plantas. Esta fórmula ayuda a prevenir períodos prolongados de daño a las hojas, eliminando la posibilidad del desarrollo de hongos.

Energía

Dry Hydroponics tiene un alto rendimiento energético dado que se puede incrementar la producción sin precisar energía adicional. Esto reduce drásticamente la energía necesaria por cultivo cosechado. El agua utilizada por el sistema puede ser calentada o enfriada utilizando energía de baja calidad. Producir lechuga sin la utilización de combustibles fósiles no es más una utopia: ¡Es una realidad!